Sin apoyo externo, y con un frente político local complicado, el Gobierno de Milei muestra debilidad
Viernes 14 de Junio de 2024
Nº de Edición 896

EL PODER EN SOLEDAD

Sin apoyo externo, y con un frente político local complicado, el Gobierno de Milei muestra debilidad

9/06/2024 | El gobierno libertario de Javier Milei es una incógnita. El mundo lo toma como un experimento arriesgado, y en el plano político interno está perdiendo legitimidad y apoyos de socios. La falta de gestión se extiende en todas las áreas, y la opinión pública se impacienta.

Por: Redacción

*por Fabricio Moschettoni 

El riesgo país en la media tarde del viernes era de 1580 puntos, y amenaza con seguir escalando en la medida que no haya claridad en la gestión libertaria de Javier Milei. 

El Fondo Monetario Internacional (FMI), por medio de su vocera, Julie Kozack, le pidió al gobierno argentino “que amplíe apoyos políticos” para las reformas macroeconómicas, en tanto que también insistió con más atención a la microeconomía, una cuestión que hace pocos días el exministro de Economía, Domingo Cavallo, fue enfático, y colocó el foco en la reanudación de la obra pública y privada para oxigenar y dar una respuesta al mercado laboral.

El FMI mira con prudencia al ministro de Economía, Luis “Toto” Caputo, porque su mala imagen que dejó por su paso en el Banco Central hace unos años es una cuestión que todavía no se la perdonan.

Este viernes, también en materia de obra pública, el Clúster de la Construcción de Córdoba, hizo un llamado contundente: “la inversión en obra pública, por medidas nacionales, enfrenta un estancamiento a niveles jamás suscitados”, y advierten sobre despidos y subdesarrollo. Este pool cordobés es integrado por la Cámara Argentina de la Construcción – Delegación Córdoba; Cámara Empresarial De Desarrollistas Urbanos Córdoba; Cámara de Industriales Metalúrgicos y de Componentes de Córdoba; Cámara de la Madera, Mueble y Equipamiento de Córdoba; Cámara de Industriales en Premoldeados de Cementos Portland; Cámara Empresaria Minera de Córdoba; Asociación Argentina de Hormigón Elaborado; Uecara del Interior y la Unión Obrera de la Construcción Córdoba.

En tanto, el Vaticano también tiene la lupa puesta en Argentina, y el papa Francisco recibe informes catastróficos acerca de la realidad social. No es casual que en la Catedral Metropolitana se abrieran las puertas de manera inédita para albergar a pobres en situación de calle para que puedan acceder a un plato de comida caliente. En ese marco el presidente de Caritas, obispo Carlos Tissera, dijo en radio Splendid: “el ajuste no puede pasar por la mesa de los argentinos".

Mientras tanto, las declaraciones agresivas de Milei durante la última semana, primero contra el Congreso Nacional amenazando con un veto a las modificaciones en la movilidad jubilatoria, y después con una advertencia sobre que echará a más de 50 mil empleados públicos, terminaron de debilitar su plataforma política, y sus socios del Pro, y algunos partidos provinciales, ya no saben cómo hacer para continuar con un apuntalamiento al gobierno.

Incluso, en los últimos días hasta los periodistas más afines a Milei lo han criticado. Lo hizo Jonatan Viale en TN, diciéndole que se haga cargo del Gobierno, cuando estaba en su última gira exterior, e incluso recientemente lo manifestó Alejandro Fantino, en Neura, al advertir que la Argentina del 2025 al 2027 será muy difícil de manejar incluso es posible que se entregue antes el poder, “como ha pasado con muchos gobiernos no peronistas”. Otros, distantes del Gobierno, como Marcelo Longobardi, por Radio Rivadavia, directamente dicen que el presidente “se cree el jefe de una secta de fanáticos”.

La opinión pública está mandando señales contundentes con un menor apoyo político a Milei. Así surge de la encuesta nacional de mayo de la consultora Zuban Córdoba y Asociados, en donde el presidente tiene 52.7% de imagen negativa, y 46.6% de positiva; o el reciente informe de Analogías, que dio cuenta que la imagen del gobierno cayó 10 puntos respecto de enero, y 6 puntos desde abril, presentando bloques similares entre oficialistas (51%) y opositores (49%).

En Casa Rosada los números de los “cerebros más moderados de La Libertad Avanza”, están en consonancia con los estudios que muestran una caída, y por estas horas la preocupación de su círculo íntimo está en los bombardeos que ocasiona el fuego amigo, como por ejemplo la sucesión de disparates en el ministerio de Capital Humano, que a esta altura trascienden a la debilitada ministra, Sandra Pettovello.

El martes será una prueba de fuego para el Gobierno, porque en la Cámara de Diputados las comisiones de Salud y Acción Social citaron a Pettovello para que brinde informes, aunque no es obligatoria su concurrencia. Por ahora hay dudas porque si se sienta ante los legisladores corre el riesgo de hacer un papelón, y si falta a la cita, terminará certificando todas las sospechas sobre los escándalos en esa cartera, y la falta de cintura política para poder manejarlos.

Por estas horas, los aliados de la Libertad Avanza siguen manifestando que apoyan la Ley Bases, pero por lo bajo dicen que “será el último guiño a Milei, porque ya nos está metiendo en una licuadora en la que nos terminará destruyendo”.

Para seguir con atención está el nivel de entendimiento entre distintos sectores opositores, como Unión por la Patria, la UCR, y los moderados de Hacemos, que lidera el diputado Miguel Pichetto. No se tratará de un armado electoral, pero hay indicios de que tendrán una agenda dialogada entre temas de amplio interés público.

Entre tanto, algunos partidos políticos opositores están apurando a sus grupos técnicos para que trabajen sobre programas para ir teniendo un plan de Gobierno ajustado al próximo turno institucional. Todos dicen que el próximo gobierno tendrá una tarea de reparación nacional enorme, y que se necesitará una coalición amplísima e inédita para solucionar los conflictos y las heridas que está dejando el León libertario.

*editor de ImpulsoBaires / Twitter @FMoschettoni