Kicillof despliega una estrategia de Unidad para el Peronismo
Jueves 18 de Julio de 2024
Nº de Edición 930

ROSCA POLITICA

Kicillof despliega una estrategia de Unidad para el Peronismo

10/07/2024 | El Gobernador Axel Kicillof está en una encrucijada política, intentando consolidar su liderazgo en el PJ bonaerense mientras navega las complejidades y tensiones internas del peronismo.

Por: Redacción

Su estrategia es sumar sectores disidentes y promover la unidad, esto será clave para su futuro político y el del partido en la provincia.

En el reciente homenaje al ex presidente Juan Domingo Perón por el 50° aniversario de su fallecimiento, el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, se destacó como un referente del peronismo en la oposición al gobierno de Javier Milei. Acompañado por intendentes y funcionarios provinciales, Kicillof trabaja en la construcción de un espacio político que busca unir a distintos sectores del peronismo bonaerense, a pesar de la resistencia y las críticas internas.

En el ámbito peronista provincial, Kicillof debe convivir con fuerzas como el Frente Renovador de Sergio Massa y La Cámpora, liderada por Máximo Kirchner y respaldada por la ex presidenta Cristina Kirchner. Sin embargo, el gobernador muestra escasas señales de autonomía política fuera de su rol como gestor de la provincia más grande del país, hogar de casi el 40% de la población argentina.

La Mesa Política de Kicillof

Un grupo de intendentes y ministros cercanos a Kicillof, incluyendo a Jorge Ferraresi (Avellaneda), Julio Alak (La Plata), Mario Secco (Ensenada) y Andrés "Cuervo" Larroque (Desarrollo de la Comunidad), conforman su mesa política. Este grupo promueve a Kicillof como el líder del proceso venidero del peronismo, centrado en la estrategia electoral del próximo año y en la negociación por el control del Partido Justicialista.

Carlos Bianco, ministro de Gobierno bonaerense, y Gabriel Katopodis, ministro de Infraestructura, también están alineados con Kicillof. Katopodis afirmó que el peronismo debe asumir una responsabilidad más vertical, destacando que el partido encontrará su camino para ser una alternativa cercana a la gente.

Desafíos internos y externos

La falta de una conducción clara es uno de los principales problemas dentro del peronismo bonaerense. Aunque algunos sectores, como La Cámpora, consideran prematuro plantear una candidatura presidencial de Kicillof, otros actores esperan que el gobernador asuma un liderazgo más definido. Federico Otermín, intendente de Lomas de Zamora, destacó la capacidad de gestión de Kicillof pero advirtió sobre los riesgos de precipitar una candidatura nacional.

En el Frente Renovador, Sergio Massa mantiene una relación ambivalente con Kicillof, apoyándolo en algunas decisiones pero tensionando en otras cuando se percibe una amenaza a su caudal político. Recientemente, el vicepresidente de la Cámara de Diputados bonaerense, Alexis Guerrera, respaldó el aumento del 110% en el subsidio al transporte público de pasajeros en el interior bonaerense, calificándolo como un "rescate" del gobernador.

Puentes con otras provincias

Kicillof también busca alianzas fuera de Buenos Aires. Ha firmado acuerdos de cooperación con el gobernador pampeano Sergio Ziliotto y ha iniciado diálogos con el gobernador cordobés Martín Llaryora, un peronista no alineado con el kirchnerismo. Aunque todavía no hay una foto política entre Kicillof y Llaryora, estos acercamientos reflejan el intento del gobernador de fortalecer su posición dentro del peronismo nacional.